Hola… ¡Yo estoy aqui! No soy invisible, y si, tampoco oí el gracias. También vi la cara fea que puso mi hijo. También vi que mi hijo no quiso decir hola. Si, yo estoy aqui también, no soy invisible. Yo soy su Mamá. 
Filho

Todos Tenemos esa Mania de que sabemos Todo

Esto es ridículo, pero es verdad. Todos tenemos esa manía de que sabemos más y mejor que los demás. Especialmente en esto de la educación de un hijo. Parece que conseguimos ver y percibir a léguas los errores que todos los padres cometen con los pequeños Indios que generaron. Es increíble. Parece que se apodera de nosotros una capacidad sobrenatural para descifrar y antever con tanta claridad e evidencia lo que va a pasar, que no entendemos como es que los progenitores de dichos Indios no veen la burrada que los pequeñitos están a punto de cometer…

 

Todos tenemos una opinión que dar. Hasta que somos padres.

¡No! Hasta esto es mentira… Diariamente me cruzo con abuelas, tias, hermanas, amigas, vecinas y esas completamente desconocidas, que son madres. Y siguen opinando, siendo dueñas de la razón. A querer educar a mi hijo.

Si, y los tuyos también.
De las cosas que más me incomodan es que terceros, sean quienes sean, comienzen a intentar educar a mi hijo. Y conmigo al lado, me ignoran por completo o al padre. Algo así como si fueramos invisibles.

 

Lo sé…mis hijos no son los Mejores

Si, lo sé. Mis hijos no son los mejores ejemplos de rectitud. No son supra ejemplos de educación. No, no son los mejores de los ejemplos, pero sin duda que son bien comportados. ¿Te has parado a pensar que están precisamente en un proceso de aprendizaje, y que se encuentran precisamente en ese camino? Sí, pero con sus padres.

Y tranquilos. Cuando ellos no son ejemplares, aqui estoy yo para decidir que hacer. Si quiero (o no) educarlos delante de terceros. Si quiero decirles algo en ese momento (o no). 

¿Es usted la madre o el padre?

Ah, no. Bien me aprecia. Entiendan de una vez: la educación debe ser dada por los padres. Si, muchas veces se prolonga a los abuelos, pero ya está. Hasta ahi.

Me pregunto si, por si acaso, ¿Alguien conoce mejor al niño que la propia madre o padre? Los padres son quien realmente saben cuando se debe llamar la atención o no. Respeten que somos los padres, respeten que somos quienes tenemos las riendas de la educación de nuestro hijo.

Respeten que también  podemos equivocarnos, que podemos errar. O simplemente tenemos una forma de educar completamente diferente de la tuya. Respetennos.

Respeten que queremos una dirección para nuestros hijos, que les queremos bien. Que creemos que estamos haciendo lo mejor para ellos. Que equivocándonos, cayendo y levantándonos como familia, crecemos.

 

Respetennos. No es tan difícil así. Basta con ue se preocupen más con vuestros asuntos, ue metervos en los nuestros.

 

 

En público, ¿o en la privacidad?

 

A mi no me gusta llamar la atención de mi hijo en publico. Sinto que le estoy avergonzando.

Cuidado, hay situaciones que si lo hago en publico, por una necesidad de un aprendizaje fundamental para el en ese momento. (una mala educación extrema, mala contestación, coger algo que no es suyo, etc). Pero intento que nada de eso tenga como resultado el avergonzarlo.

Muchas veces prefiero hablarlo en casa, en la calma de la privacidad. Dónde nadie opina, dónde nadie con su esquema de «Todo-lo-Sé».

Así, si no me gusta hacerlo… tampoco me gusta que otros lo hagán. Y menos si yo no pedi que lo hicierán. No se metan. Mi hijo no tiene por que agradarles a vosotros. No tiene que hacer lo que les agrade a vosotros. Respeten.

 

¿Conoces, acaso, la situación?

 

¿Sabes, acaso, si ese niño simplemente está mejorando en esa cosita que no te agradó? ¿Sabes si ese niño tiene la costumbre de portarse peor de lo que viste, y que sus padres por casualidad hayan visto una (aunque pequeña) mejoría en ese comportamiento? ¿Sabes? ¿Sabes si los padres no quisieron desmotivarlo por eso mismo, porque se está esforzando por mejorar? ¿Sabes llo que se pasa en esa familia?

No, es más facil ser egoísta, y pensar que lo sé todo. Dar opiniones sin más. Porque lo sé todo. Y de todo.

Cuidado, vuelvo a decir, no estamos hablando de grandes demonstraciones de malas educaciones, faltas de respeto enormes. Si estamos hablando de «pormenores», detalles de los cuales no se gana nada con identificarlos y señalarlos en alto y con buen sonido.

 

Filho

 

Si, soy la Madre, y también estaba allí

 

si, yo soy la madre. Si, tampoco oí ese «gracias» que tanto querían oír. Ah, no, no tuve surdez no otitis momentáneas.

Si, yo soy la madre. Y también vi que faltó algo al final de la frase. Pero sabes, yo también soy la madre que sabe que no suele faltar.Y hay dias en los que estoy tan cansada que hasta os dejo tener la oportunidad de educar a mi hijo, y fingir que no os he oído. Ah si, es que estoy tan desubicada, tan descentrada que ni soy capaz de educar a mi hijo. Interpongánse vosotros en mi defesa, si, por favor…

Ironias a parte… Un apelo

 

Ironias a parte, hago aqui un apelo. Antes de que intenten educar un niño delante de sus própios padres , páren y piensen.Lo que hizo el niño, ¿es algo tan increiblemente dificil de dejar pasar? ¿Es tan difícil respetar la forma de actuar de los padres? ¿Es tan difícil ponerse los zapatos de los padres? ¿Percibir que no lo sabemos todo, que antes, no sabemos nada?No sabemos nada Señoras y Señores… No sabemos nada.

 

 

Filho

 

Tal vez quieras leer también 

Seguridad – Mia, Tuya, Nuestra

 Lactancia Materna, todo son ventajas

Embarazo Experiencia-para reír

Guia Breve – Vómitos en el Embarazo

10 consejos para evitar el estrés.

 

Recuerda también que me encuentro en las redes sociales, ven de ahí y echa un vistazo =)

 

Facebook

Instagram

Twitter

Pinterest

YouTube

Google +.

 

Un Besito en el Corazón <3