Oh estrías … Tan queridas y tan ‘odiadas’ a la vez. Del primer embarazo apenas me aparecieron, y las que se quedaron después de dar a luz, desaparecieron con un poco de hidratación. Nada que un DIY Natural no pudiera resolver, aunque fuera después.

Pero ya en el segundo embarazo, decidi cuidarme más. Y menos mal. Mi segundo hijo fue grande desde su concepción… jajajaj siiii, ¡me habéis leído bien! Recuerdo mi primera ecografia en el segundo embarazo: no la pude hacer en la semana que correspondia, pues estaba en Portugal con mi familia, de vacaciones. Entonces tuve que hacer la ecografia del primer trimestre una semana después de cuando tocaba. Era la primera semana del segundo trimestre cuando la hice.

En esa ecografia, la obstetra me miro y de una solto «es un niño, y está muy grande» Dios mío… Sí, puedes imaginar mi cara. Y sí, mi barriga ya se notaba mucho, pero mucho. Me quedé enorme. Y, efectivamente, mi Indio Menor (Isaac) nació enorme.

 

Diy

 

DIY y la Salud

 

Como te dije en Beneficios de la Canela, esto del DIY no es tan difícil. «Te sorprenderá la facilidad y simplicidad con que se hacen. Existen muchísimos motivos por los cuales te podría decir que deberías empezar a hacer tus propios productos naturales caseros. Pero, de todos ellos, sólo te quiero hablar de uno. El más convincente de todos: Tu Salud.

Los componentes químicos pueden tener efectos muy nocivos para tu piel a medio y largo plazo. (…) Y es por eso (y por otros factores) que me encantan mis DIY de cosmética y belleza, naturales y caseros. Con ellos tengo total seguridad de lo que consume mi cuerpo. Sé que son 100% naturales. Y no solo eso: puedo añadirles o quitarles cualquier ingrediente en función de mi tipo de piel, y del estado en que se encuentre. En función de mi necesidad en el momento. Personalizo mis productos en todo momento. Pruebo y experimento la eficácia de tantos de esos ingredientes que tenemos en la mayoría de nuestras cocinas. Los resultados son increíbles.»

 

Dieta, Lifestyle & Natural Diy

 

Como el pronóstico era, desde un início, que Isaac iba a nacer enorme, ¿Quién las pagó? Aqui la Mamá India jajaj que tuvo que estar a dieta lo que restaba de embarazo. Que es lo mismo que decir, los restantes 6 meses. Ufff…Menos mal que me había ido de vacaciones antes jajaja. así pude comer de todo, sin remordimientos.

Mi barriga creció muchísimo. Y con ella algunas estrias también. Pero gracias a Dios no fueron a más, ni se quedaron muchas de ellas. Las que quedaron, aún ando ‘luchando con ellas’. Al final, después del parto toca perder todo el peso, el cuerpo volver a su sitío… Y las estrías también están presentes en este proceso.

Debo agradecerlo también, en gran medida, a la dieta y el estilo de vida más saludables que he adoptado durante el embarazo. Pero también a un Diy Natural que es buenísimo, y que verdaderamente es super eficaz en la prevqención y eliminación de estrias. Y de ese Diy te quiero hablar hoy. Bueno, más que hablar, es que quiero compartirlo contigo.

Estoy muy orgullosa de las estrías que aún tengo, y presumiré de las que se decidan quedar para la historia conmigo (jajaj) y no cambiaría ni un segundo de mi maternidad por unos mejores abdominales, ¡pero también prefiero evitar recibir más estrias!

Sin embargo, creo que la dieta es una parte crucial para la salud en el embarazo. Es por ello que creo que este Diy por sí solo no mantendrá las estrías alejadas…

 

Diy, Natural, Anti, Estrias, Embarazo

 

 

Natural Diy ❤ Anti – Estrias en el Embarazo

(y no sólo)

 

Esta crema está hecha para mantener la piel flexible, para que pueda hidratar tu vientre en crecimiento, pero también para calmar cualquier irritación de la piel que acompaña al embarazo. También es muy simple de hacer, así que podrás recordar la receta, aun en esta fase en que te olvidas de todo (esos benditos extras del embarazo).

Ingredientes

  • 1/4 taza de manteca de karité
  • 1/4 taza de aceite de coco
  • 3 cucharadas de aceite de albaricoque o aceite de almendras
  • 1 cucharada de flores de caléndula (opcional)
  • 1/4 cucharadita de raíz de jengibre seca

Cómo hacer

  1. Si usas la caléndula y el jengibre seco, agregalos al albaricoque o aceite de almendras y colócalo en una olla doble o en un recipiente sobre una olla pequeña de agua. (o usa un frasco de vidrio para una limpieza más fácil)
  2. Lleva a fuego lento y calienta durante 30 minutos a fuego medio bajo para incorporar las propiedades de las hierbas.
  3. Cuela a través de una estopilla o un colador de metal para eliminar las hierbas. Querrás asegurarte de que todavía le quedan al menos 2 cucharadas de aceite líquido.
  4. Regresa el aceite a la caldera doble y agrega la manteca de karité y el aceite de coco.
  5. Calienta hasta que se derrita y revuelve para incorporar.
  6. Retira del fuego y guárdalo en un frasco pequeño de vidrio.
  7. Puedes agregarle cualquier aceite esencial. Si lo haces, asegurate de que sea seguro para el embarazo.
  8. Úsalo según sea necesario en la piel antes, durante o después del embarazo.

 

¿Has probado alguna vez un ungüento para las estrías? ¿Te imaginabas que fuera tan rapido y sencillo hacerlo tu misma? ¿Qué has hecho para ayudarte a deshacerte de las estrias? 

 

Comparte abajo! Comenta, deja tu opinión, tus trucos para poder aprender contigo <3 Y recuerda Suscribirte al Blog par que no te pierdas ninguna Novedad =)

 

Tal vez te interese Leer También:

Beneficios de la Canela

Mascarilla facial con probióticos

Mascarilla de Carbón Activado

Receta de Queratina Casera

Gelatina en la Belleza- Recetas

Aceite de Ricino – Un Mar de Beneficios

Bellas desde la Cocina

7 Recetas Naturales para el cuidado del Bebé

 

Recuerda también que me encuentro en las redes sociales, ven de ahí y echa un vistazo =)

Facebook

Instagram

Twitter

Pinterest

YouTube

Google +.

 

Un besazo enorme en el corazón <3