TENGAN HIJOS. ¡SI, TENGAN HIJOS!

TENGAN HIJOS. ¡SI, TENGAN HIJOS!

 

HIJOS

Si pudiera dar sólo un consejo a mis amigos, sería éste: tengan Hijos. Al menos uno. Pero si les es posible, tengan 2, 3, 4 … Hermanos son nuestro puente con el pasado y el puerto seguro para el futuro. Así que, tengan Hijos.

Los hijos hacen de nosotros mejores seres humanos. Lo que un hijo hace por ti, ninguna otra experiencia lo hace. Viajar por el mundo te transforma, una carrera de éxito es gratificante, la independencia es deliciosa. Sin embargo, nada te cambiará de forma tan permanente como un hijo.

 

Los hijos NO son solo gastos

Olvídate de las historias de que los hijos son solo gastos. De hecho, los hijos hacen de ti una persona con un consumo consciente y económico: pasas a comprar ropa en rebajas y no de temporada, porque al final, es sólo ropa. Y los tenis del año pasado, que todavía están nuevos y confortables, pues te duran 5 años más… Es que ya tienes otras prioridades… y sólo un par de pies.

Pasas a trabajar con más ganas y dedicación. Al final, hay un pequeño ser totalmente dependiente de ti. Y eso hace de ti un profesional con una garra que dificilmente encontrarías en otra situación. Los hijos nos hacen superar todos nuestros límites.

Comienzas a preocuparte por hacer algo bueno por el mundo. Que si reciclar la basura, que si trabajo comunitario, que si productos que usan menos plástico … Somos el ejemplo de ser humano de nuestros Indios, y nada puede ser más grandioso que eso.

Nuestra alimentación pasa a importarnos. No podemos sentarnos a comer chocolates y a beber coca cola, mientras que a nuestros Indios les damos plátanos y agua… Casi que de forma involutaria, muy sutilmente y sin darnos cuenta, pasamos a cuidar de nuestra salud: comemos el resto de las frutas del Indio, plantamos un huerto para tener condimentos frescos, no tomamos refrescos durante la semana. Si, un hijo nos da unos 25 años más de longevidad.

FE

Pasas a creer en Dios y aprendes a orar. Aunque sea por una milesima de segundo. En la primera enfermedad de tu hijo, casi como un instinto, doblas rodillas y pides a Dios  que le cuide. Y así, tu hijo te enseña sobre la fe y la gratitud como ningún sacerdote / pastor / líder religioso jamás fue capaz hacerlo (o si). Ellos si son angeles en nuestras vidas. Debemos también ser Angeles en sus vidas, Siempre.

Hijos

Confrontamos a nuestras sombras

Nos confrontamos  con nuestras propias sombras. Un hijo nos saca lo peor de nsootros cuando se tira al suelo del mercado porque quiere un paquete de galletas. Tenemos ganas de gritar, de golpear, de salir corriendo. Nos vemos agresivos, impacientes y autoritarios. Y así descubrimos que es sólo POR el amor y CON el amor que se educa. Aprendemos a respirar profundo, a agacharnos, a extender la mano a nuestro hijo y a ver la situación a través de sus pequeños ojitos.

 

Nos hacen más prudentes

Un hijo te hace ser una persona más prudente. Nunca más conducirás sin cinturón de seguridad; nunca más adelantarás de forma arriesgada. Nunca más beberáspara conducir en seguida, por el simple hecho de que no puede morir (no tan temprano) … ¿Quién crearía y amaría a nuestros hijos de la misma manera en nuestra ausencia? Un hijo te hace querer, más que nunca,  estar vivo.

Pero si aún así, no crees que estos motivos valen la pena, que sea por lo indecible que tienen los hijos.

 

Vale la pena por todo lo indecible que tienen los hijos

Tengan hijos para sentir el olor de sus cabellos siempre perfumados. Para tener el placer de sentir sus pequeños brazitos alrededor de tu cuello. Para oír tu nombre (que pasará a ser mamá o pápá).

Tengan hijos para recibir esa sonrisa y abrazo aprietado cuando llegas a casa. Para sentir que eres la persona más importante del mundo mundial para ese pequeñin.

Tengan hijos para ganar besos con un aliento que ni Listerine lo proporciona. Tengan hijos para verlos sonreír como nosotras (mamás) y caminar como el padre. Tengan hijos para entender la preciosidad de tener una parte tuya suelta por el mundo. Tengan hijos para reaprender la delicia de un baño lleno de espuma, de un cuenco lleno de agua en el calor, de rodar con el perro, de comer mango sin limpiar.

Tengan Hijos. El mundo agradece

Tengan hijos. Sabiendo que muy poco será lo que le enseñarás. Tengan hijos justamente porque usted tiene mucho que aprender. Tengan hijos porque el mundo necesita que seamos personas mejores en esta vida.

 

Joamanoslibres

One Comment

Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios marcados com *