Hola 2018, ¿qué tal? Yo me llamo Joana. He conocido a tus hermanos, esos años que han pasado. Ninguno de ellos ha sido malo conmigo, todo lo contrario. No me puedo quejar, he tenido muy buena relación con tus hermanos. Principalmente con el 2014 y el 2016. Es que ellos me trajeron a mis Indios: Arieh (2014) e Isaac (2016). Sólo conozco a tus familiares desde la generación de los 80, por eso no te puedo hablar de los anteriores. Pero si te puedo decir que desde esos 80, toda tu familia se ha portado muy bien conmigo. Siempre me habéis traído paz, salud, amor y justicia. Y qué decirte de lo que Dios ha hecho en mi. De lo que Diosha hecho en mi familia. 

No hay palabras que describan la gratitud que trasborda de mi corazón. Soy verdaderamente grata de todo lo que tengo. Soy una afortunada. Soy Hija de Dios.

¿QUÉ MÁS SE PUEDE PEDIR?

El 2017 también ha sido muy bueno. He visto proyectos venir a la luz. Sueños que empezaron a ganar vida. Ha sido muy pero que muy bueno. Lo único que podría pedirte es que tu fueras algo así como una extensión. Una extensión de tu hermano 2017. En donde todo siga su rumbo hasta la bendición. Hasta la Luz.

Dios

PROPÓSITOS, SUEÑOS, PLANES

Que Dios me ayude a caminar en Su santa y perfecta voluntad para mi vida. Que El abra las puertas al camino de cumplir con el propósito que Él tiene para mí. Y para mi familia. Que los sueños y los proyectos que residen en mi corazón, puedan ver la luz en ti oh 2018.

Que tú, 2018, puedas ser testigo de todas y cada una de las maravillas que Dios hará en mí. En mi vida. En mi familia. Que tú puedas ser testigo de Su gloria obrando a través de mí. Que puedas ser testigo de la santidad, de la integridad.

DIOS

Porque Tu eres quien nos regala un año más de vida. Eres quien abre esas puertas que nadie jamás puede cerrar. Cierras puertas que nadie jamás podrá abrir.

Porque Tu eres el centro de toda nuestra vida. El centro de nuestra familia. Eres el principio y el fin. Eres quien nos alienta. Quien nos ayuda. Quien nos muestra que rumbo tomar. El que tiene la última palabra, EN TODO. Gracias.

Dios

GRACIAS

Gracias. Por haberme regalado 2017. Y por traerme a conocer a 2018. Gracias. Por mis hijos. Porque al final, no son míos. Son tuyos. Gracias. Por confiar en mi para educarlos. Para encaminarlos siempre hacia ti. Gracias. Por darnos salud. Por darnos Paz. Por hacer Justicia en nuestras vidas. Por tener control de todo. Gracias. Porque nunca nos desamparas.

Gracias por las pruebas de la vida, que nos hacen más fuertes. Y porque en medio de ellas estás Tú, glorificándoTe en nuestras vidas. Gracias. Porque nos ayudas a levantarnos cuando caímos. 

Gracias. Por Tu Hijo, que nos salvó. Por tu Santo Espíritu que nos guía, nos consuela. Gracias. Por todo.  

Ni todo el espacio junto de todas las nubes existentes en internet, serían suficientes para guardar las páginas que resultarían del agradecimiento de todas las bendiciones que nos Envías. 

Gracias.

Dios

***FELIZ AÑO NUEVO***

Recuerda también que me encuentro en las redes sociales, ven de ahí y echa un vistazo =)

Facebook

Instagram

Twitter

Pinterest

YouTube

Google +.

Nuestros hijos crecen y los momentos, las experiencias no vuelven. ¡Disfruta!

Un besito en el Corazón *