Hola Hijo. El día 8 de marzo fue un día muy especial. Fue tu día. Un día como ese, hace 4 años, a Dios le complació confiar en mí. Te ha enviado para bendecirnos con tu presencia. No solo a mí, sino a todos los que tenemos la dicha de ser tus familiares y amigos.

A Dios le complació que tu vinieras a transformarme completamente.

DE MUJER A MADRE

Yo era una mujer «independiente», que le gustaba hacerse con mil y una cosas, esenciales o vanidosas. Me gustaba la libertad de no tener horarios para casí nada. Me gustaba hacer lo que me complacia, fuera que hora fuera. Me gustaba todo el tiempo del mundo que tenía junto a tu padre. Era libre. O eso creía yo.

Carta a mi Hijo Mayor

ENTONCES LLEGASTE TU, HIJO

Entonces llegaste tú. Y entonces me di cuenta de que no era del todo libre. Habían tantas cosas, tantas vanidades que aún me ataban. Entonces me di cuenta de que no era del todo feliz. Tu viniste a enseñarme que las muchas cosas no importan. Que importan, sí, los muchos momentos que pasamos juntos. Lo mucho que aprendo contigo, mientras trato que aprendas de mí.

Me has enseñado como es Dios con nosotros. Como es Su amor para con nosotros. Como es Su disciplina con Sus hijos. Y lo sigues haciendo cada día hijo. Me has enseñado una clase de felicidad que desconocía totalmente. Has traído contigo una fuerza, una sombra de mí que desconocía totalmente. Has hecho que me conocíera un poquito más.

LO QUE REALMENTE IMPORTA

Has sido un pilar determinante de cambios en mí. Tu llegada ha hecho con que me enfocara en lo que realmente importa. Has hecho que valorar mucho más los momentos. Las sonrisas. Hijo. Eres un tremendo regalo de Dios. Para mí. Para tu padre , tu hermano. Para todos.

Carta a mi Hijo Mayor

PERDONA SI TE EXIJO DEMASIADO HIJO MÍO

Sí hijo, perdoname. Perdoname si te exijo demasiado al ser el hermano mayor. Aunque yo soy la más pequeña de mis hermanos, sé la presión que vives. Sé que tal vez te exija de,masiado por el hecho de que tengas un hermanito menor más indefenso. Pero estoy segura que si Dios te envió primero, es por tu carácter fuerte y responsable. Sé que eres el mejor hermano mayor del mundo.

Sé que ser el hermano mayor implica madurar antes de tiempo (tal vez). Sé que tienes que asumir determinadas responsabilidades antes de tiempo. Cuántas veces te digo que debes dar el ejemplo… Siempre, lo sé. Y también sé hijo que en momentos pienses que no es justo. Que no es justo que tengas que compartir todo ‘lo tuyo’, tu tiempo, tus juguestes o tu espacio. Al fin y al cabo, eres un niño.

Pero miralo así: tu hermano te admira. Te quiere. Te copia en todo. Quiere ser como tu en todo y siempre. Y eso es maravilloso ¿no crees hijo?

Carta a mi Hijo Mayor

TAL VEZ NO LO ENTIENDAS HIJO

Tal vez no lo entiendas hijo, pero tu hermano te necesita. Nunca ha vivido sin ti. Siempre has sido (y siempre serás) parte de su vida. Eres un pilar importante para él. Como lo eres para todos los de tu entorno. Sé que ahora no lo entiendes, pero estás construyendo algo maravilloso para vuestro futuro.

Te amo mi hijo mayor. El que me ha convertido en Madre. Eso, sólo lo pudiste hacer tu.

Una vez más, Felicidades Hijo. Feliz 4º Cumpleaños.

Tal vez te interese leer: Crece Hijo… ¡Crece Madre¡ y El embarazo de mi hijo mayor – «Altibajos»

Sigueme en Instagram  dónde podrás acompañar nuestro diario vivir <3