Sueño del Bebé

Imprescindibles para el sueño de tu bebé

Cuando se trata de bebés, creo que el sueño (o la falta de él) debe ser uno de los temas más debatidos. Aunque es probable que se debiera comenzar por debatir los sólidos y/o la lactancia materna frente a la fórmula… Ah no, espera. Que se nos olvida lo del nacimiento natural vs cesaria. En realidad, casi todo que tenga que ver con bebés siempre supondrá consejos y recomendaciones. Deseadas (y no deseadas) por parte de todos y todas. Desde tu abuela hasta tu suegra.

No sé si eres más apologista del colecho o de que tu bebé duerma en su cuna, en su habitación, desde la primera noche. Sé que hay mamás que se encuentran más cómodas con una situación o con otra. Y no por eso significa que unas estén en lo correcto u otras. De hecho, todas nos conocemos como nadie más. Nos conocemos al punto de saber lo que es mejor para nosotras mismas. Lo que es mejor para nuestros hijos y para nuestro bien estar. Si hubo algo que mi pediatra siempre me dijo y que siempre retengo y recuerdo con mucho cariño es: “Tu hijo si viene con un manual de instrucciones…es invisible y estará siempre bajo tu brazo”. Y cuánta razón tiene.

EL COLECHO

En esto del sueño de los bebés, yo siempre he sido partidaria del colecho. Es lo que nos ha venido mejor a todos en casa. Confieso que con Arieh monté su cuna en mi habitación, para evitar tener que ir de una habitación a otra a mitad de la noche. Y sin saber aún cuantas veces por noche. Las primeras dos noches he logrado levantarme, darle pecho y volver a acostarlo en su cama. Pero eso, que duró dos noches. Estaba agotada, cada trés horas (máximo) de noche y de día, Arieh se despertaba hambriento. Así que dormir, poco. Muy poquito.

Sueño del Bebé

Ya había oído hablar del colecho. Ya había leído muchas cosas sobre el sueño de los bebés y sobre el Pediatra Carlos Gonzalez. Entre ellas, lo mucho que apoya al colecho. Entonces, mis queridos, a la segunda noche sucumbi al colecho. Y fue la mejor decisión que tomé. 

A partir de ahí todos pudimos empezar a descansar más. Hasta Arieh dormía más horas seguidas por lo que yo también. Arieh estaba mucho más tranquilo cuando dormía a mi lado. Ya sabía donde buscar su tetita. Y yo mucho más tranquila también. Debo confesarte que fue un cambio increíble. Estaba nerviosa, estresada, pero en cuanto empezamos con el colecho todo cambió. Tanto en mi como en Arieh. Entonces entendí todas las ventajas para el sueño de las que hablaba Carlos Gonzalez.

DEL COLECHO A SU CAMA

Con Arieh hicimos colecho hasta hasta casí los 2 añitos. Porque estuvimos con lactancia materna hasta los dos años. Un poco antes empezamos a cambiarlo a su habitación porque estaba embarazada. Y quise hacerlo desde un inicio, para que el no sintiera o pensara que lo desplazabamos. Y el siempre se durmía en su habitación, y siempre se despertaba en nuestra cama. =) Y como nos gustaba, oiga. Y así seguía su sueño.

Ahora, también te confieso que (no sé muy bien porqué) con Isaac monté también su cuna en mi habitación. Al lado de mi cama. Pero esa no la usé ni una vez, vamos. Por lo menos con Isaac, jajaja. Te explico.

Resulta que en esa primera noche de Isaac en casa, Arieh vino de su habitación y se acostó en la cuna. =) Y como nos gustó, oiga =) . Yo monté la cuna justo al lado de mi cama. Pero Isaac estaba con nosotros en la cama ya que iba por el mismo camino que con Arieh, cada tres horarios pidiendo comer, etc. A una de esas que me despierto con Isaac pidiendo teta, siento el brazito de Arieh sobre mi. Entonces vi que se habia metido en la cuna. Y desde allí me buscaba, buscaba mi presencia, mi contacto.

Sueño del Bebé

Yo, que a esa altura ya tenía más que decidido desmontar esa cuna (por cuestión de espacio más que nada) en seguida supe que la necesitaba por bastante tiempo allí (por cuestión de amor más que nada). Y entonces, cada noche, Arieh tenía en esa cuna su camita montada. Sí decidia seguir en su habitación así lo haría. Si queria pasarse a esa cuna a mitad de la noche, también. Y le ha ido fenomenal con su sueño.

IMPRESCINDIBLES PARA EL SUEÑO DE TU BEBÉ 

Aunque nosotros nos inclinamos por el colecho, vamos a hablar de varios imprescindibles para que tu bebé tenga un sueño de descanso. Y tu también. Esos que ayudarán a conciliar el sueño de tu bebé

MUSELINAS DE BAMBÚ

Las muselinas son muy importantes para el sueño de tu bebé. Con las muselinas estarás abrazando a tu bebé de una foma que le es necesaria para que descanse bien. Después de 9 meses en tu útero, tu bebé llega a un mundo que no conoce. Pasa de estar en un entorno seguro, acogedor, a un ambiente completamente nuevo y abierto. Extraña las sensaciones que sintió en el conforto de tu vientre. Por eso te reclama tanto. Por eso quiere siempre estar en tus brazos. Con las Muselinas tu bebé se siente caliente, seguro y acogido. Aquí podrás saber más sobre las Muselinas . Y por qué que me gustán tanto Estas Muselinas de Bambú.

CUNA COLECHO

Podéis utilizar una minicuna o cuna colecho los primeros meses o bien una cuna de tamaño normal desde el principio (con un reductor para recién nacidos). Todas son ideales para el sueño de tu bebé.

Si optas por la cuna colecho, debo decirte que es de las mejores inversiones. Nos permten tener al bebé siempre a nuestro lado. Aunque siga estando en su camita. El seguirá sintiendo nuestro contacto, por lo que sentirá sintiéndose arropado. No tendrás que levantarte veces sin cuenta cada noche, ya que tu bebé astá ahí, justo a tu lado. Ambos podrán descansar tranquilamente, sin grandes cansancios, sin estrés añadido a todo lo que conlleva la maternidad.

Sueño del Bebé

Antes de comprar la cuna colecho, asegurate de que cumple con algunos requisitos. Por rjrmplo, que su altura sea ajustable, para así garantizar que los colchones estén a la misma altura. Que los frenos de las ruedas sean realmente buenos. Entre todas las exigencias que puedas tener tu misma a la hora de eligir la cuna colecho. 

ROPA DE CUNA

Sábana bajera, protector y sábana encimera. Si el bebé nace en una estación fría del año, necesitaréis además un edredón o manta. Pero cuidado con elegir textiles que sean demasiado gruesos o pesados porque existe riesgo de asfixia. De hecho, los saquitos para dormir son la mejor opción. Son super prácticos. Al ser amplios, el bebé está muy cómodo y su sueño será más tranquilo, ya que podrá patalear todo lo que quiera sin destaparse.

Los hay en varias tallas, tejidos y grosores para todas las estaciones del año. Al principio los bebés manchan con frecuencia, así que yo os recomendaría al menos 3 juegos completos de sábanas o un par de saquitos y al menos 2 protectores de colchón.

Nunca pongáis almohada siendo tan pequeñitos, aún cuando algunas se anuncien específicas para recién nacidos porque no son buenas para su columna y además pueden asfixiarse si hunden la carita en ellas. Salvo por recomendación del pediatra (como en el caso de cojin de plagiocefalia).

HAMACA

Muchos bebés son tranquilos y aguantan bien estando tumbados. Ya otros, en cambio, les gusta más estar incorporados (como ha sido el caso de mis hijos). Las hamacas de bebé resultan prácticas para tenerle entretenido mirando lo que hacéis sin tener que cogerle en brazos todo el rato. Muy útil para que los papis podamos comer o cenar tranquilos… ¡y juntos!

También son muy prácticas para tenerlos durmiendo cerquita de ti mientras haces tus cositas por casa (lavar ropa, tender, fregar suelo, loza, etc). 

Nosotros elegimos una hamaca evolutiva, para que los peques pudieran seguir usándola hasta los 3 ó 4 años más o menos. Si véis que le viene muy grande, siempre podéis utilizar un reductor,

MOCHILA PORTABEBÉS

Si, puede que no las vieras como imprescindible para el sueño de tu bebé. Pero la verdad es que puede llegar a serlo. Yo las he usado desde un inicio. Verás, hay días en que ellos sólo quieren estar pegaditos a nosotras. En cuanto están con nosotros se calman y duermen. Pero así que intentamos acostarlos en la hamaca o en su cuna, se despiertan en prantos. Y justo suele ser en esos días en los que tenemos miles de cosas que hacer. Así que te digo desde ya, la mochila portabebés será tu muy buena aliada.

Muchos expertos aseguran que el porteo es beneficioso tanto para la mamá como para el bebé al aumentar el contacto entre ambos, pero elegir la mochila adecuada para que mantenga la curvatura natural de la espalda del bebé y una correcta posición de sus piernas tiene su historia.

Cualquier mochila ergonómica marca por completo la diferencia: para vosotros (mejor distribución de peso) y para el bebé (para no dañar su espalda o cadera).

Y A DORMIR BIEN

Claro que habrán más imprescindibles. Y claro que todo lo que sea imprescindible para mí puede ser prescindible para ti. Es por ello que te animo a contarnos en los comentarios ¿cuáles son los imprescindibles para el sueño de tu bebé?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: