Es que mi hijo solo quiere estar conmigo…

Yo creo que es bastante alagador saber que tu hijo te quiere de verdad que no que te quiere sólo por la comida. Sin embargo, siempre me sorprende que hayan madres que parece que eso les moleste. Hay madres que dicen «pero bueno, y este niño ¿ahora por que llora? A ver, no tiene calor, no tiene sed, no tiene sueño, no tiene hambre, ¿por qué llora ahora? ¿Pero que quiere?».

Un niño que sólo llore cuando quiere comer, y que si no tiene hambre pase de ti en plan «Adiós mamá, ya no te necesito para nada»…

Tienes un niño que te quiere de verdad, que te quiere por ti misma. No te quiere por la comida que le das, no te quiere porque le limpias el culito y le bañas, no te quiere por la ropa que le compras, no te quiere por si cuando sea mayor lo llevarás a la universidad o por si le plnacharás la ropa…

¡No! Te quiere por eres su madre y te ama, sufre cuando te vas un minuto al lavabo, y su unica ilusión en la vida es estar al lado de ti todo el rato. ¿No es maravilloso tener un hijo que te ama con locura?

Recuerda tu novela de amor…

Hace tiempo también tuviste un novio que te amaba con locura. Típicamente, los novios se pasan las tardes sentados uno delante del otro diciendo cosas profundas del tipo «- Te quiero; – Y yo a ti; – Y yo a ti más; – Y yo a ti mucho más» «- Te quiero muchísimo, y te querré para siempre; – Pero, ay que tonto eres; – Ay que tonta eres tu»…

Y después de 3 horas diciendo esas cosas, llegas a casa y la primera cosa que haces es llamar por telefono. Y ahora hay tarifa plana, pero en nuestros tiempos los padres nos decían «Pero parece mentira, llamando por telefono otra vez, ¿pero tu has visto la factura del telefono, como ha venido este mes?» Acabas de estar 3 horas con el, ya le dijiste todo lo que tenias que decir y le volverás a ver mañana… ¿Por qué aun hablar por telefono?

Pues no lo podias evitar, necesitabas hablar con el por telefono. ¿Y que se te había olvidado decir tan importante, para que tengas que llamar por telefono? Pues te habia olvidado decirle «- Te quiero; – Y yo a ti; – Y yo a ti más; – Y yo a ti mucho más» «- Te quiero muchísimo, y te querré para siempre; – Pero, ay que tonto eres; – Ay que tonta eres tu» …

¡DISFRUTA, QUE SE ACABA!

 

Con el tiempo los novios se convierten en maridos, y la pasión da el paso al cariño. Tu marido ya no está tan pesado. Tu iNDIO TAMBIÉN DEJARÁ DE ESTAR TAN PESADO. Si lo que quieres es que pase de ti, no te preocupes, ya se comprará la playstation cuando sea mayor. Llegará un momento en el que te irás a comprar y dirás «adiós» y cuando vuelvas de comprar y digas «hola» tu hijo te dirá «ah, te habías ido…»

Ese momento llegará, pero no ha llegado todavía. Tienes trés añitos en los que quiere estar contigo a toda hora,

DISFRUTALO, QUE SE ACABA.